MalagaImpresiona la guia comercial de Málaga

Málaga, un sol de ciudad en la Costa del Sol

MálagaImpresiona en Facebook Alta Gratis Publicidad El Tiempo

Inicio » Información sobre Málaga » Gastronomía de Málaga

Gastronomía de Málaga



En toda la costa se sigue consumiendo el pescado como el principal y más característico de sus productos, fundamentalmente en sus variedades de frito o plancha, sin faltar los inigualables espetos de sardinas.


La Gastronomía de la capital es un compendio de lo mejor de toda la provincia, no en vano aquí residen personas de todos los puntos.


La estrella de su gastronomía es el pescado, fundamentalmente frito o a la plancha; sin olvidar otras muchas variedades de preparación. Como platos más característicos se podrían enumerar los siguientes: ajoblanco con uvas, gazpacho, sopa malagueña, sopa de boquerones, sopa de pescado, sopa de ajo, gazpachuelo, puchero, berza de coles, arroz a la marinera, cazuela de fideos, ensalada malagueña, ensalada de bacalao, espeto de sardinas, pescaíto frito, boquerones en vinagre, fritura de pescado, gambas al pil pil, mariscos, boquerones victorianos y revuelto de espárragos.


En el capítulo de vinos y licores cuenta Málaga con una gran variedad:
Brandy de Málaga, Vino seco de Málaga, Vino blanco dulce, Vino dulce de Málaga, Vinos dulces, Vino Moscatel de Málaga o Ron de Málaga, entre otros.


La zona del Valle del Guadalhorce tiene unas características comunes aunque con variaciones según el pueblo. La primera de ellas es la gran variedad de primeros platos: "sopas perotas", "sopa hervía", "sopa de agua por encima" y "malcocinao", que viene determinada por la producción abundante de hortalizas, que constituyen el principal ingrediente de estos platos.


La segunda característica es la presencia de los cítricos en la cocina: ensalada de naranjas, uso del limón en vez del vinagre como aditivo. La tercera característica podría ser la denominación sugerente de platos como "matamarío" o "malcocinao".


Por lo demás, la cocina de esta zona, al igual que la de otras muchas, se basa en los productos tradicionales y comunes: el aceite de oliva, el cerdo, el cabrito, el cordero y alguna especialidad de caza o de productos estacionales como las setas, en las zonas de montaña.


La repostería tiene ejemplos de mucha calidad y tradición como los roscos y los mantecados.


Como resultado de todo ello se puede hablar de una comida no especialmente pesada, variada y completa, cuyo plato más representativo es el Ajoblanco, especie de gazpacho frío que combina los elementos más típicos: el aceite, la almendra, el ajo y la uva.


La introducción desde hace años en toda la comarca de la Axarquía, de numerosos cultivos subtropicales (aguacates, chirimoyas, mangos, papayas, etc.) y de cultivos de invernadero han aportado una gran riqueza a la gastronomía tradicional, hasta tal punto, que ya no se concibe la cocina típica de la zona sin pensar en estos productos.


La larga tradición en el cultivo y producción de pasa y vino se traduce en la repostería, con sus típicos roscos, mantecados y otros dulces.


Estos son algunos de nuestros restaurantes en Málaga